Mejora el aspecto de la zona abdominal tras el embarazo o la pérdida significativa de peso.

La lipoabdominoplastia es una cirugía que combina dos procedimientos, Liposucción y Abdominoplastia. Ayuda a reconstruir la pared abdominal, mejorando el aspecto funcional del abdomen y de igual forma el aspecto físico; también sirve para eliminar hernias umbilicales y abdominales.

La lipoabdominoplastia se puede practicar en hombres y mujeres, su finalidad es eliminar toda la piel y grasa sobrante del paciente; además de corregir, estrecha los músculos abdominales y da un aspecto de abdomen plano, firme y fuerte.

La Técnica Inside permite un rediseño de la estética del ombligo, debido a que todo el proceso de lipoabdominoplastia deforma la estética del mismo, por lo cual se recurre a la Técnica Inside en donde realizamos una pequeña incisión en forma de rombo en donde debe quedar situado el nuevo ombligo, de forma que al terminar el proceso de cicatrización y recuperación se obtendrá un ombligo estético y acorde con su nueva imagen.

Dura aproximadamente entre dos y cuatro horas.

Puede utilizarse anestesia general.

Son posibles efectos secundarios:

  • El discomfort temporal.
  • Dolor en la parte baja de la espalda.
  • Hinchazón postoperatorio.
  • Dolor o hipersensibilidad en las zonas de alrededor.
  • Adormecimiento o hiposensibilidad de la piel abdominal, así como la posible presencia de hematomas.

Son riesgos potenciales:

  • La infección
  • El sangrado en la incisión o bajo el colgajo cutáneo
  • El embolismo pulmonar (por un coágulo sanguíneo que llegue hasta los pulmones)
  • La cicatrización patológica (queloides)
  • El retardo en la cicatrización e incluso el ensanchamiento de la cicatriz. Igualmente un riesgo potencial puede ser la necesidad de una cirugía secundaria de revisión.

El paciente podrá retornar a su trabajo en un periodo de dos semanas.

Tras la oportuna re-evaluación por parte del doctor, el paciente podrá retomar su actividad más extenuante en aproximadamente de cuatro a seis semanas.

Las cicatrices se irán atenuando en color y consistencia a partir del tercer mes, hasta el año tras la intervención.

Es necesario que el paciente lleve una prenda de compresión post-operatoria durante cuatro semanas.

Los resultados serán visibles durante unos cuantos años, salvo en el caso que el paciente gane peso, o si es mujer,  quede embarazada.

Lipoabdominoplastia con Técnicas Corse 3D Siluet e Inside de Ombligo