La importancia de someterse a una rinoplastia - Clínica Especialistas del Poblado

En ocasiones, muchas personas se plantean el hecho de someterse a una rinoplastia. A veces resulta difícil tomar la decisión por el temor a los riesgos de un procedimiento quirúrgico. Pero los beneficios de quienes apuestan por ello no se hacen esperar.

Son muchas las causas por las que un paciente se opera la nariz. Muchos quieren verse estéticamente mejor, con unos rasgos más simétricos. En otras ocasiones, existen problemas respiratorios que solo una rinoplastia puede corregir. Pero hay casos extraordinarios, derivados de accidentes de la vida diaria, que a veces pueden causar graves daños en el rostro, y solo una operación estética es capaz de devolvernos el aspecto que nos es propio

Los beneficios de una operación de nariz

Lo primero es saber elegir los profesionales adecuados que han de realizar dicha intervención quirúrgica. Una vez puestos en buenas manos, es imprescindible tener clara la decisión que nos ha llevado a realizar esta operación.

Principalmente, el motivo por el que alguien acaba decantándose por esta opción está en los beneficios que obtendrá tras el proceso. Entre otros, se encuentran los que van a suponer una mejora de la salud y confianza en uno mismo.

Asimetrías congénitas

Son muchos los pacientes que han sentido inseguridad al percibir que su rostro perdía simetría porque habían nacido con la nariz torcida o la sentían demasiado grande. Este sentimiento, que hace inseguras a varias personas, les imposibilita para mantener relaciones sociales.

La rinoplastia consigue el efecto deseado en los que se someten a ella. No solo les da seguridad a sí mismos, sino que se sienten mejor en las relaciones sociales, proyectando a sus interlocutores una firmeza tal que les puede abrir fácilmente las puertas a más posibilidades, por ejemplo a una situación laboral exitosa.

Problemas respiratorios

Existen problemas respiratorios debido a la posición de las fosas nasales como la apnea del sueño. En muchas ocasiones, y por prescripción médica, se aconseja al paciente que se someta a una operación con el fin de corregir esto.

Los resultados, en estos casos, suelen ser muy buenos, devolviendo a la persona un nivel de salud adecuado. Algunos pueden temer la intervención quirúrgica, pero tras los beneficios la satisfacción es plena.

La recuperación tras un accidente

Hay momentos inesperados que nos cambian por completo, y no solo por su impacto psicológico sino también por su repercusión en nuestra apariencia física. La vida de las personas puede verse limitada a raíz de un accidente.

Los accidentes de tráfico son los mayores culpables de deformidades en el rostro. Son muchas las personas que deciden someterse a una rinoplastia para recuperar su aspecto anterior y así pasar página de tan traumático recuerdo.

Después de la operación, se ha demostrado que muchos accidentados han podido superar ciertas secuelas psicológicas típicas de un accidente de tráfico.

Los beneficios tras una rinoplastia son numerosos. Aunque muchas veces el miedo de tener que entrar en un quirófano sea muy intenso, y se pueda pensar que la recuperación va a ser muy larga, el fin y los resultados terminan de convencernos de que merece la pena.

tomado de https://danielandrescorreaposadacirujano.com/